¿Puedo impartir un curso si no tengo preparación pedagógica?

Esta pregunta me la hacen a menudo, y la respuesta es sí, si puedes. Y no sólo puedes, sino tienes una ventaja sobre los que tienen la preparación pedagógica.

La escuela tradicional lleva un par de cientos de años, antes se enseñaba fuera de las aulas, en la práctica y sin necesidad de teorías pedagógicas.

Imagina la edad de las cavernas, lo que ellos enseñaban a los adolescentes que salían por primera vez a cazar era cómo sobrevivir, no les interesaba dictarles cientos de horas de teoría, lo que deseaban era que regresaran vivos a sus cuevas, para tener más personas dedicadas a la cacería.

En los años posteriores, se enseñaban oficios, para que la persona sobreviviera, no para que entendiera el mundo.

Sí, podrías decirme que la filosofía se encarga de enseñar a pensar y por supuesto tienes razon, pero ese pensamiento debe estar relacionado con algo práctico. En la academia griega no se discutía teoría, se discutía el arte de comprender el mundo para sobrevivir en él.

La escuela como la conocemos tiene poco tiempo y está colapsando.

Los alumnos aprenden a un ritmo más rápido si son sus propios pares los que les enseñan los conceptos que los profesores desean que se lleven a casa, posiblemente entendiste más rápido cuando uno de tus compañeros utilizó una analogía acorde a lo que vivías en ese momento, algo como “si tu mamá -que por cierto se enoja rápidamente- te da para comprar un kilo de huevo sólo dos dólares y el kilo de huevo cuesta dos dólares y medio, ¿qué haces para que no te regañe por llegar con menos?”.

Es un hecho que aprendemos más con los pares, porque ellos llevan la teoría a algo práctico, así nuestro cerebro, que ha evolucionado para sobrevivir, reacciona mejor, porque le creemos más a nuestro par que al profesor.

Por eso los cursos que se ofrecen en internet por instuctores sin preparación pedagógica tienen más posibilidades de éxito que los que ofrece una universidad de reconocido prestigio.

Deseamos que alguien como nosotros nos enseñe eso que le permitió conseguir el éxito.

Esa es la razón por la que muchas personas están consiguiendo miles de alumnos mientras dictan clases desde la cocina de su casa, como el caso de Nick Walter, que aprende un lenguaje informático y lo enseña desde el desayunador de su cocina.

Ya no confiamos en los profesores con título, confiamos en las personas con experiencia, que han descubierto algo que nosotros aún no.

Por eso tienes grandes posibilidades de tener éxito impartiendo cursos aunque no los dictes desde una universidad o aunque no tengas preparación pedagógica.

Son millones de personas buscando cursos impartidos por personas sin preparación pedagógica, por eso debes aprovechar esa tendencia.

¿Ya estás preparado para impartir lo que sabes?

Si deseas incrementar tus ventas, te recomiendo mi curso “Cómo ayudé a un aficionado de internet a ganar 100,000 dólares en sólo tres meses“, aprovecha este cupón de descuento: http://millon.in/np

 

Juan Antonio Guerrero Cañongo

Emprendedor Experimental, Growth Hacker y Escritor. Autor de 34 BestSellers, publicados por editoriales de España, Estados Unidos y México, y disponibles en todo el mundo.

Facebook Twitter LinkedIn Flickr YouTube 

¿Aprendiste con esta entrada? Entonces deja tu nombre y correo para unirte a la comunidad, es la mejor forma de estar en contacto y compartirte más información valiosa como la que acabas de leer. Hazlo aquí:

boletin-el-millonario

Regístrate y recibe gratis uno de mis libros más vendidos

* indicates required

About the Author

Juan Antonio Guerrero Cañongo
Juan Antonio Guerrero Cañongo
Emprendedor Experimental, Growth Hacker y Escritor. Autor de 34 BestSellers, publicados por editoriales de España, Estados Unidos y México, y disponibles en todo el mundo.

Únete a la comunidad

Y recibe de inmediato uno de mis BestSellers para que comiences a aprender cómo incrementar tus ingresos YA.

Ten confianza, tus datos están protegidos y no los compartimos con nadie